¿Dinamización del mercado del alquiler, o una vuelta de tuerca más?

Artículo publicado en el Madrid15M número 6

El pasado viernes 24 de agosto, el Consejo de Ministros aprobó un Proyecto de Ley para “dinamizar” el Mercado de Alquiler de Viviendas en España. La ministra de Fomento, Ana Mato declaró tras esta aprobación que “hasta la fecha ninguna ley de Alquiler había funcionado”. En esto tiene razón, pero analicemos las medidas de “dinamización” aprobadas y veamos si este proyecto puede suponer alguna mejora para inquilinos.

Uno de los objetivos es “flexibilizar” el mercado del alquiler. Para ello, se refuerza la libertad de pactos. Se reduce de cinco a tres años la prórroga obligatoria, y de tres a uno la duración de la prórroga tácita. El dueño de la vivienda podrá recuperarla para residencia habitual, sin necesidad de que se haya pactado en el contrato, siempre con un plazo de dos meses de preaviso.

Además, se reforma la Ley de Enjuiciamiento Civil de manera que cuando se presente una demanda de desahucio por falta de pago se requerirá al demandado para que en diez días proceda al pago o alegue las razones que justifiquen el impago. Si el demandado no comparece, no paga o no justifica el impago, el juez dictará auto terminando el juicio y procederá al desahucio para lo que será suficiente con la presencia de un funcionario del juzgado. El inquilino podrá justificar las causas que han provocado el impago y el juez las tomará en consideración para adoptar la decisión más adecuada a los intereses de ambas partes.

Por último, están las medidas de carácter fiscal. En el Impuesto de Sociedades se flexibilizan los criterios que permiten aplicar una deducción del 85 por ciento sobre las rentas de los alquileres. Se mejora el régimen jurídico y fiscal de las Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión en el Mercado Inmobiliario (SOCIMI). Se modifica la configuración del Gravamen Especial sobre Bienes Inmuebles de Entidades no Residentes, dejando sujetas a dicho gravamen exclusivamente las entidades residentes en un país o territorio que tenga la consideración de paraíso fiscal.

En España, según datos de Eurostat, el 17% de la población reside en una casa en alquiler, frente al 83% que lo hace en una vivienda en propiedad. Además, hay que tener en cuenta que existe un parque de más de 3 millones de viviendas vacías que podrían dedicarse al alquiler.

Ante esta situación, el gobierno ha decidido liberalizar, más todavía, el mercado del alquiler. No solo hace más precarias las condiciones contractuales (duraciones de contrato y posibilidades de recisión), o se evade de asegurar que las relaciones contractuales contengan unos mínimos que dignifique la vida de los arrendatarios, si no que bonifica a los arrendadores con medidas fiscales, y les da la “seguridad” de que, en caso de impago, en 10 días podrán desahuciar a sus inquilinos. Conviene remarcar que fomenta los desahucios en un momento en el que se producen 510 al día.

¿Estás medidas harán que más gente se anime a alquilar? En absoluto, se precarizan las condiciones de los arrendatario. Lo que fomenta es la creación de SOCIMIs, desviando dinero hacia ellas mediante las medidas fiscales. Anteponen el beneficio de unos pocos, al acceso a la vivienda de muchos.

¿Existen otros caminos para fomentar el alquiler? Si analizamos las medidas tomadas por otros países europeo, vemos que hay otros caminos, que no son precisamente rupturistas con el sistema: tasas o multas a las viviendas vacías que pueden llegar al 10% de su valor catastral (Francia, Holanda, Dinamarca, Italia y Alemania), legalización de la ocupación en viviendas que llevan más de un años vacías (Holanda), expropiación de la vivienda si lleva más de 18 meses vacía (Francia), o incluso agencias que gestionan un alquiler social con las viviendas vacías (Reino Unido).

¿Por qué se toma este camino? Ante la situación que vivimos en este país, se podrían tomar dos caminos para fomentar el alquiler. Uno sería crear un parque público de alquiler con las viviendas vacías, donde estuvieran las viviendas desahuciadas por bancos rescatados. Otro es liberalizar aún más el mercado del alquiler, dejando desprotegidos a los inquilinos, fomentando los desahucios, y desviar dinero, mediante exenciones fiscales, a grandes propietarios de viviendas vacías para que las metan en el mercado. Para saber por qué se toma la segunda medida, quizás solo haya que saber quiénes son los mayores propietarios de vivienda vacía en este país, o ver si estas medidas ayudarían a un “banco malo” a convertirse en un gigante del alquiler.

Carlos Huerga

Miembro de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Opinión, Vivienda. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s